Zombie followers

linkedin oscuro.png

Mira que da juego esto de internet . Ha conseguido demostrar lo que ninguna de las religiones a lo largo de la vida de la humanidad: que hay vida después de la muerte.

Me parece justo -y necesario- cerrar las cuentas de los paisanos tras su pase al más allá, pero… ¿darles continuidad en el más acá? ¿Para qué puede querer Facebook -o aún más inquietante, Tinder- un fiambre? Pues según parece, unos iluminados han decidido hacerlo -y por supuesto comercializarlo-.

Os copio el párrafo del artículo de El País que me ha provocado tan profunda reflexión -y desazón-:

“El sistema evalúa el comportamiento en Internet. Recopila, colecciona, archiva y crea un doble virtual para la posteridad. Lo llaman counterpart. “Los usuarios pueden decidir el nivel de autonomía de su counterpart”…. “Pero no se tienen que preocupar de diseñar el contenido que se utilizará póstumamente, porque el sistema aprende de cada una de sus acciones y con ellas crea automáticamente esta identidad digital”.

Toma castaña. Por si no hubiéramos dado suficiente guerra en vida, podremos incordiar eternamente al personal desde el más allá. Esta gente ha descubierto la fuente de la eterna juventud. Imaginemos el 2040: “Oye, cuantos followers tienes? Huy, un montón, 1290 reales, 270 virtuales y 341 zombies. Lo mejor son los zombies, es divertidísimo enzarzarse con ellos y ver cómo responden en jerga del siglo pasado. Tengo uno que dice que es “podemita”, me parto metiéndome con él, y otra que siempre contesta “te lo juro por snupy” ¿y quién narices era snupy? “ A ver, por favor, ¿alguien en su sano juicio haría algo semejante (exceptuando a frikis tipo Sheldon en versión desatada)? ¿Estos señores ha pensado en la desazón que puede causar el “finado” a familia y amigos publicando de forma desenfrenada desde el más allá? Existe el derecho a ser olvidado, pero ¿y que pasa con el derecho a olvidar a la gente?

 

Pues menudo apaño. ¿Y si -pongamos por caso- el counterpart te sale rana? Imagina que se nos descarría en el facebook o en el twitter y se lía a insultos al clero variopinto, a la corona, o a las diversas castas políticas. ¿A quién meten en la cárcel? ¿A la Santa Compaña? Porque a ver quién le echa el guante al zombi éste, que se supone que es una proyección de tu voluntad. A saber cómo puede reaccionar la criatura ante un futuro con no muy buena pinta. ¿Y cómo demonios se bloquea a estos inquietantes seres? Es más, ¿es recomendable? ¿tendrías redaños para bloquear a un zombie? ¿podrías dormir por las noches? ¿te levantarías a oscuras a buscar un vaso de agua sin temor a que te toque una mano helada y te diga “Luke, yo soy tu padre”? Que a saber por dónde nos puede salir el fiambre cibernético, igual con esto de la realidad aumentada se nos vuelve un grasioso y nos mata a sustos. Habrá que apagar la wi-fi de casa por las noches, no vaya a ser que nos dé un jamacuco. Sinceramente, esto me parece un truco magistral de las redes sociales para no perder usuarios aunque se mueran, y encima poder dirigir sus likes como si fueran un rebaño. Me descubro ante su voracidad recaudatoria.

Y la vida después de la muerte en Linkedin puede ser de coña. Por si no había fantasmas, pues toma, unos cuantos más. Imagina que te lías a mensajes con quien tu crees un paisano de carne y hueso, y como el buen hombre dejó a su counterpart en modo amable, tú pensando que estabas a punto de cerrar una venta. ¿Y si te acepta conexión alguien y descubres que es un CIOfiambre? Que yuyu, ¿no? Menudo susto. Al menos, que les pongan alas de angelito en el perfil. ¿Y si uno cambia de empleo estando muerto? ¿Habrá beneficios fiscales por fichar a counterparts? ¿Se formará una plataforma de defensores de los derechos de los nomuertos? Casi estoy por cambiar de profesión y volver a la abogacía, me lo iba a pasar bomba.

Yo, en mi caso, quiero tranquilizaros. Si por casualidad veis un post en mi blog tras mi fallecimiento, os garantizo que no será de mi counterpart digital; será obra de mi fantasma, que sospecho será igual de gamberro que yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s